Escuela de PadresCNV

Educar sin castigos ni recompensas

¡Recoge tu habitación! ¡Para de ver la tele! ¡Haz los deberes!

¡Come con cuidado! ¿Quien es ese amigo? ¿Has visto como vas vestido? ¡No me hables en ese tono!

Con frecuencia, los padres tenemos la impresión de tener que repetir 100 veces la misma cosa, en todos los tonos, antes de que nos obedezcan. A veces nos excedemos.

Al mismo tiempo, podemos tener dificultad para prohibir, exigir…

Nos cuesta decir “no” o lo decimos demasiado.
Tenemos mucha dificultad para encontrar el punto medio entre autoritarismo, chantaje y lástima.

Entre nuestros hijos y nosotros se instalan los malos entendidos…

Encontramos normal aprender a nadar, a conducir, a cocinar…

Ejercer nuestra autoridad, sin ser autoritario, solo o en pareja, comunicar con nuestros hijos ¡Puede también aprenderse!

Como hablar a nuestros hijos para que escuchen…

Cómo escucharles para que hablen…